archivo

Imágen

Hace un mes se presentó en la facultad una selección de las últimas adquisiciones del Video Data Bank, una distribuidora de videoarte y cine experimental asociada al School of the Art Institute of Chicago. Junto con las proyecciones de las obras de Dana Levy, Semiconductor y  Chi Jang Ying, se presentaron algunas de las posibilidades de acceso y alquiler que ofrecen las distribuidoras, junto con publicaciones y convocatorias entorno al formato audiovisual.

Este jueves 15 de diciembre se ha presentado en la Facultad el archivo VICO, un proyecto itinerante de intercambio bajo “creative commons” con obras de artistas consolidados y producciones amateurs, todas ellas previamente comisaradas. En esta sesión han estado presentes una de sus comisarios, Chloé Fricout y la artista mexicana Amanda Gutièrrez. Se han planteado posibilidades de gestión muy distintas a las que ofrecen las distribuidoras más conocidas, un modelo pensado en responder a la necesidad de artistas y público en conocer el trabajo de sus coetáneos.

Donde el módulo VICO está instalado podemos explorar sus fondos y copiar parte de su archivo a cambio de ceder una de nuestras obras. A pesar de que su instalación sigue dependiendo de un lugar físico esta propuesta se acerca a los nuevos modelos basados en un intercambio no comercial necesarios entre redes de creadores. VICO, además contener los trabajos se convierte en un generador de dialogo entre artistas, que trasciende el formato clásico de la proyección en una sala.

Ha sido una suerte el poder disfrutar con la visión de la comisaria Chloé Fricout y el proceso de trabajo de la artista Amanda Gutierrez, que explicó como, a través del video y la animación analiza las narrativas generadas a partir de experiencias de emigrantes.

Marco Godoy

MAC/I

marcogodoy.net

elvico.net

Anuncios
Aún resuena el silencio del vacío de “Mudanza”, ese film-síntesis de medio siglo en veinte minutos. Desde el primer instante Pere Portabella nos muestra muy nítidamente su particular política de la práctica artística: evitar las servidumbres, transgredir el formato, utilizar de forma crítica el lenguaje y aprovechar las sinergias narrativas de forma que conduzcan al espectador a un determinado grado de sensibilidad. Un cineasta líquido que desde el privilegio de la experiencia incita al artista joven a no justificarse ante la manipulación, a desligarse de la racionalidad argumental y a pensar la forma cinematográfica como un todo sensible con capacidad de afectar.
El relato de Pere Portabella es bien conocido. Se construye desde un discurso muy arraigado que resuena hoy, con más fuerza que nunca, en la era post-medial de la piel de toro, donde el cine es ese gran aparato político-cultural que sustentado en la subvención pública se desarrolla ajeno a la dispersión de la imagen fílmica en internet, que mantiene una posición reaccionaria hacia cualquier posibilidad de mutación y que menosprecia el nuevo carácter de la imagen fílmica y su asociación con los nuevos modelos de producción y distribución.
Un momento único e irrepetible quedará en la memoria de los afortunados participantes del taller: Pere Portabella se incorpora de la recia silla y relata apasionadamente la sucesión de planos de la famosa secuencia de los violoncellos dentro del metro en el “El silencio antes de Bach”, tararea la conocida sonata e incluso la dirige cual experimentado director de orquesta, y al finalizar, tras un golpe de mano en la mesa mientras retoma el denostado asiento, exclama: ¡esto es cine, coño!
Gracias Pere.

Fernando Baños Fidalgo

Sección Departamental de Historia del Arte

+ INFO sobre la actividad