ACCIÓN-MAD 2011

Son las doce del día del miércoles 23 de noviembre, el que camine distraídamente por los pasillos de la Facultad de Artes notará algo distinto en el ambiente. Una multitud de estudiantes a la espera de que algo suceda. Se trata de dos performances que sucederán en la facultad, en el marco de Acción!Mad, el encuentro internacional de acción de Madrid.

De repente vemos a una chica agachada en frente de la biblioteca, es Michela Depetris, la primera performer, la artista está escuchando con un fonendoscopio los latidos de su corazón, más tarde los amplifica con unos parlantes para que todos podamos escuchar, poco a poco va involucrando al público, le pone el fonendoscopio a un chico por ahí, luego le pone los auriculares al que está al lado, luego a otro y así durante un rato. Después lee un texto, y siguiendo la misma lógica, invita al público también a leerlo. El texto me resulta un poco críptico, habla en un tono “poético” de sensaciones y de pensamientos fragmentados, no me queda claro si lo escribió ella o lo tomó de alguna parte. Al final interactúa con otros objetos, unos binoculares, luego con una cámara polaroid, con la cual toma unas fotos de las pinturas de la pared. Sin duda alguna mi descripción es un poco escueta y con toda seguridad me he perdido de algunos detalles que me permitan establecer una interpretación coherente. De todos modos me quedo sintiendo que la acción resulta un poco hermética y que los elementos que conforman el performance operan como situaciones aisladas sin mucha conexión entre si.
Luego vemos el performance realizado por Isabel León Guzmán. La artista se ubica en las taquillas del segundo piso, allí empieza a hacer un tejido con un hilo que une los candados de las diferentes taquillas, de cuando en cuando la artista hace una pausa y lee un breve texto. Los textos cuentan experiencias de cuando ella estudió artes en la Universidad de Valencia, cada texto lo lleva escrito en un papel, después de leerlo, lo dobla y lo mete por las rendijas de una taquilla escogida al azar, dejando así mensajes a estudiantes anónimos que ahora viven experiencias similares a las que ella vivió años atrás. Al contrario del caso anterior, me impactó la sinceridad y sencillez del performance, con pocos elementos logró hacer una acción muy poética y pensada para el lugar específico de la facultad, y sobre todo, lo que me parece más valioso es que realmente intentó establecer un dialogo con unos estudiantes que aunque no conoce, adivina desde sus propias vivencias.

Margarita García Martínez, 2011

MAC/I

margaritagarcia.net

+ INFO de la actividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: